Mi hijo .....cuando monta rabietas me pega y me insulta



  • Este titular no responde a la realidad. No es mi hijo quien pega e insulta,sino mi sobrina, una niña de apariencia encantadora y dulce. Sin embargo, en reuniones familiares(que es cuando la veo) no deja de sorprenderme el comportamiento que tiene con respecto a sus padres, si algo no es como ella espera se enfada de una forma bastante desmesurada e incluso insulta(a nivel de un niño, pero insulta) a sus padres y les llega a "agredir" empujándoles.....es difícil de controlar en ese momento, no es agradable de ver y sin embargo tampoco sé si es lo más normal o cómo actuar en esas circunstancias.

    ¿A alguno de vosotros os sucede o ha sucedido algo parecido?
    ¿Me podríais aconsejar con pautas?

    Muchas gracias


  • administrators

    Los empujones, los insultos, el hecho de arrojar objetos e incluso los golpes responden a rabietas que los padres o los adultos en general no comprenden. Es una forma de expresión que para nosotros escapa a lo "normal" y precisamente por ese motivo en muchas ocasiones no sabemos cómo gestionar.

    El origen de estos enfados desmesurados y sin control suele estar en familias permisivas, con límites poco claros y niños que toleran muy mal la frustración. Ante la negativa de sus padres no saben gestionar el enfado y se representa de forma "violenta" con la única intención de captar y centrar de nuevo la atención de sus padres en su comportamiento y lograr la reacción positiva que están buscando.

    Lo más común es que niños que tienen reacciones agresivas en edades tempranas, las mantengan en su desarrollo y por ese motivo lo recomendable es reconducir esas conductas y enseñarles a gestionar esas reacciones.

    Para eso no tenemos que hacer nada que no esté fuera del sentido común. Algunas pautas sencillas pueden ser:

    -Establecer normas claras en casa, que se refieran no sólo a la convivencia en el hogar si no al comportamiento con otras personas o en otras situaciones.

    -No intentar razonar en el momento de la rabieta, el niño está alterado, mejor esperar a que se relaje si queremos que nos escuche.

    -No reaccionar en los mismos términos, imitarán nuestra actitud, de modo que es mejor actuar con calma y firmeza al mismo tiempo.

    -Estimular vínculos, los niños tienen que entender que aunque les regañemos, nos enfademos con ellos o no nos guste su comportamiento, les seguimos queriendo y por eso es importante para nosotros que sepan cómo comportarse.

    -Por último, y no por ello de menos peso, debemos establecer consecuencias a sus actos. Han de ser responsables de su comportamiento.

    Todos estos consejos no son una receta mágica, no son fáciles de aplicar ni de mantener, pero seguro que os ayudarán.


Accede para responder

Has perdido la conexión. Reconectando a Mi hijo .....cuando monta rabietas me pega y me insulta.