...no acepta sus errores



  • Mi niña es generalmente buena, cuando se enfada por algo y la hacemos razonar, suele entender lo argumentos y rectifica su comportamiento. Sin embargo, cuando algo no le sale bien o no todo lo bien que quiere, entra en cólera y parece que no es ella misma. No me gusta este comportamiento, creo que los niños deben equivocarse y aprender de los errores, pero entra en tal estado de nervios que no sé si en este caso equivocarse le puede reportar algo bueno.


  • administrators

    No se trata de una situación fácil.

    Los niños desde muy pequeños deben aprender a enfrentarse a la posibilidad del error y a no lograr siempre lo que quieren. Por parte de los adultos es difícil no “blindarles” ante la posibilidad del fracaso, y sin embargo es fundamental. Han de saber que se van a equivocar y además tendrán que aprender a gestionar este error y obtener un provecho del mismo.

    A veces, ante el error, la sensación de frustración es tan grande que los niños alteran su comportamiento con grandes rabietas, llanto e incluso cierta agresividad. Ante estos casos lo primero es no darle protagonismo a esta actitud, quitémosle importancia y no hagamos de ella un episodio del que nuestros hijos se puedan servir para obtener beneficios.

    La frustración no es mala, puede ayudar al niño a darse cuenta de que no sucede nada si no siempre obtenemos los resultados que queremos. Y, ¿qué podemos hacer? En primer lugar esperar a que se tranquilice, no regañarle, se trata de un sentimiento muy fuerte que les hace sentir mal, de modo que primero hemos de intentar entender lo que les ha pasado y en consecuencia explicarles por qué se han equivocado, por qué no han tenido el resultado esperado y cómo podrían haber actuado para evitar este error.

    NO podemos evitar la frustración, forma parte de la vida y es importante saberlo y asumirlo.

    Y cuando se equivoquen...

    Hemos de dejarles que cometan errores, que se den cuenta y que lo vuelvan a intentar, es fundamental para el aprendizaje, no hagamos las cosas por ellos.



  • A mi hija le pasaba algo parecido. No soportaba equivocarse, antes se frustraba muchísimo y decía que no servía para nada, etc. cuando yo pienso que es todo lo contrario. Por si os sirve de ayuda, siempre le digo que equivocarse está muy bien, que le sirve para aprender, que es más fácil aprender de un error o una mala experiencia. Y por fin se ha dado cuenta que es cierto, que un error se le queda grabado y es mucho más improbable volver a cometer ese mismo error. Yo pienso que hay que dirigirlos para que ellos mismos identifiquen dónde ha estado el error y después explicarles que, ya que se ha cometido dicho error, sirva para no volver a tenerlo.


Accede para responder

Has perdido la conexión. Reconectando a ...no acepta sus errores.