¿Cuándo sobreprotegemos a nuestros hijos?



  • Es muy difícil saber dónde está el límite entre ayudar, enseñar y sobreproteger. No sé en qué momento debo dejar de hacer ciertas cosas que ya puede y sabe hacer mi hijo, u obligarle a hacerlas. Se trata de pequeñas tareas que en el fondo me gustan, pero a veces me pregunto si las sigo haciendo por mantener una vinculación más...mi temor es llegar a crear una dependencia, y, aunque no es mi intención , en ocasiones me parece que empieza a ser así.....

    ¿Me podéis dar algún consejo al respecto?



  • Yo creo que no hay una receta mágica, la verdad. Los padres, desde nuestro buen criterio intentamos ayudar siempre que nos necesitan, lo importante es saber cuándo NO nos necesitan, cuándo son capaces de hacer algo sin que los adultos tengamos que mediar, y posiblemente en muchos de los casos lo sabemos. Un niño de 10 años no necesita que le llevemos agua por la noche, en la mayoría de los casos ellos se pueden levantar e ir a por el agua sin que entrañe ningún peligro, incluso de esa forma es posible que les estemos enseñando que si no se quieren levantar por la noche, pueden ser precavidos y llevar un vaso de agua a su mesilla antes de acostarse (por poner un ejemplo). A veces nos dicen que tienen hambre y que quieren la merienda, ¿no se la pueden preparar ellos? nuestra obligación es atenderles y velar por su bienestar, proporcionarles aquello que necesitan, pero no dárselo todo hecho haciéndoles dependientes.

    Es verdad que nos encanta que nos pidan ayuda, eso nos reconforta y nos hace sentir que somos "necesarios" en su vida, pero eso va a ser así de una u otra forma, así que hemos de dejarles crecer acompañándoles, no sujetándoles.



  • Más que recomendable leer el cuento " Entres algodones" de Jeanne Willis.
    Podéis verlo también pinchando en este enlace.

    https://www.youtube.com/watch?v=rlw_o-eRQJ4



  • El cuento es genial.
    Sin embargo lo que creo que no es tan sencillo es darse cuenta de los algodones que hemos ido poniendo a nuestros niños, y una vez identificados, ¿cómo los vamos quitando?¿cómo van a entender ellos esa nueva libertad que les estamos mostrando? El que asuman esas nuevas posibilidades es un trabajo muy delicado que no tiene que ir cargado con el tinte de el abandono: "antes yo te ayudaba o te hacía esta tarea y ahora eres tú quien lo hace, yo ya no te ayudo", si no que ha de tener una transición en la que creo que lo mejor es que pasemos por una pequeña etapa de enseñanza-aprendizaje en la que el niño asume una nueva tarea, una nueva experiencia o una nueva oportunidad.



  • @KOECHLIN Es muy bueno. El otro día mi hijo me dejó pasmada porque me agradeció "que le hubiera sacado de su zona de confort". No sé de dónde ha cogido esa expresión....pero cuando son más mayores es un gusto verles seguros.


Accede para responder

Has perdido la conexión. Reconectando a ¿Cuándo sobreprotegemos a nuestros hijos?.