ACOSO ESCOLAR


  • administrators

    DÍA ESCOLAR DE LA NO-VIOLENCIA Y LA PAZ

    Desde 1964, y como conmemoración de la muerte de Gandhi, el 30 de enero se celebra el Día Escolar de la No Violencia y la Paz.

    Esta fecha recalca la importancia de una educación centrada en la solidaridad, el respeto a los Derechos Humanos la tolerancia y la no violencia.

    Esto nos recuerda que los centros escolares deberían ser espacios en los que nuestros niños y jóvenes se sientan seguros, pero lamentablemente no es la realidad. En los últimos meses y cada vez con más frecuencia escuchamos que hay niños que sufren maltrato por parte de otros niños, de sus propios compañeros. Estos comportamientos contemplan actitudes como la discriminación, el castigo físico e incluso la violencia sexual. Es lo que llamamos Bullying o acoso escolar, que tiene graves efectos en el bienestar físico y emocional de los niños, repercutiendo negativamente en su rendimiento académico, y en la percepción del mundo que les rodea.

    Hoy es el Día de la No-Violencia y la Paz. Enseñemos a nuestros niños a respetar y cuidar de los demás.



  • En el caso del bullying, en mi opinión, es casi igual de preocupante que haya niños, profesores y padres que miran para otro lado cuando saben que esas cosas están pasando.
    Fatal el que acosa, muy mal los que lo saben y no hacen nada para evitarlo.
    Yo creo que con actitudes más valientes (o simplemente justas) por parte de las personas que están cerca, se acababa con este problema muy rápidamente.



  • El caso del Bullying creo que merece un profundo debate social. No creo que sea algo más frecuente ahora que antes. Sí es cierto que existen nuevos métodos de acoso (como las RRSS) que hacen que los que lo sufren lo hagan con más intensidad, a todas horas del día, no solo en horario escolar. Pero cuando los que somos ahora padres éramos niños, lamentablemente, también era algo habitual. Todos hemos oído, como poco, un "gafotas", un "4 ojos", un "gorda", un "cara paella", hemos visto pasillos de collejas, o que apareciesen cosas dentro del retrete (casualmente siempre de la misma persona) y otro montón de barbaridades. Pocos eran los que se atrevían a desmarcarse y ponerse del lado del débil, denunciarlo a profesores, o enfrentarse a los cabecillas. No nos engañemos.
    Por suerte ahora es un tema que está en boca de todos y por eso es el momento de establecer las bases para luchar contra ello. Creo que es fundamental que, aparte de hacer que los que lo sufren se sientan capaces de denunciarlo y arropados una vez tomada la decisión, o animar a los que lo ven a ponerse del lado del débil (como la maravillosa campaña de link text #SeBuscanValientes ) , hay que incluir en estos programas herramientas para que los padres de los acosadores puedan detectar, asumir y actuar para corregir ese comportamiento. No creo que haya niños malos, salvo muy contadas ocasiones, si no que se comportan de manera cruel o con poca capacidad de empatía. Y este comportamiento seguro que es el reflejo de problemas internos que tenemos que ser capaces de ayudar a superar.



  • Como bien dices el debate es necesario, no podemos dejar de lado comportamientos que hieren y afectan a la integridad física y emocional de nuestros niños, es nuestro deber protegerles y más aún enseñarles en qué consisten la tolerancia y el respeto hacia los demás.

    Pero, ¿qué le está pasando a un niño que acosa? ¿Qué sentimientos le están llevando a actuar de esta forma, tan discordante con un comportamiento aceptable y “normal”? A veces me pregunto por lo que estarán pasando esos niños y adolescentes que hacen sufrir a otros y lo hacen de forma reiterada….

    ¿Qué podemos hacer al respecto los padres y los educadores?
    Creo que es importante darse cuenta de que no son cosas de niños, que debemos enfrentarnos a ello, aprender a reaccionar y hacerlo a tiempo.

    http://elpais.com/elpais/2016/12/13/mamas_papas/1481623002_624601.html



  • Yo creo que lo primero que debemos hacer es mostrar a nuestros hijos el valor y la importancia de la empatía. Enseñarles cómo se puede sentir alguien a quien insultan, pegan y maltratan de diferentes formas. Y que se sientan responsables, que sepan que sus acciones tienen consecuencias y que si ven cualquier indicio de maltrato deben comunicarlo a alguien de su confianza, no es "chivarse" es ayudar, quitarles el miedo a hablar, y eso es nuestra responsabilidad.


Accede para responder

Has perdido la conexión. Reconectando a ACOSO ESCOLAR.