Miedo a estar solo



  • Mi pequeño tiene miedo a quedarse solo, y no me refiero a quedarse solo en casa mientras nosotros nos vamos a hacer recados (para lo cual ya tiene edad) si no solo en una habitación para cualquier actividad, no quiere dibujar solo, ni jugar solo.....No sé si es lo habitual para la edad que tiene (9 años), sin embargo a mi me gustaría que de alguna forma tenga un espacio en el que le guste estar y que al mismo tiempo esto facilite que nosotros(sus padres) disfrutemos también de espacio y de momentos solos sin que necesariamente el niño tenga que estar acostado...


  • administrators

    Muchas de las reacciones que presentamos ante diferentes situaciones son "adoptadas", las aprendemos por observación haciendo nuestras las emociones que otros han manifestado ante algún estímulo concreto.

    Sin embargo, en el caso del miedo, se adquiere mediante la experiencia propia. Es una respuesta de defensa que se manifiesta para ponerse a salvo ante momentos o situaciones que identificamos como de peligro.

    El miedo a estar solos es frecuente entre los niños de hasta 4 años y desaparece de forma paulatina a medida que se van haciendo mayores. Puesto que los niños pasan la primera etapa de sus vidas siempre en compañía de la figura del adulto, en el momento en que se enfrentan a momentos de soledad, se sienten desprotegidos y esa es la fuente de algunos miedos.

    Hay diferentes hitos en los que se marcan estos temores de forma más acentuada:
    -Cuando el padre o la madre se reincorporan al trabajo después de una baja prolongada.
    -Cuando termina un largo periodo de vacaciones en el que el niño ha compartido mucho tiempo del día con sus padres.
    -Cuando se incorporan al colegio.
    -Cuando se quedan solitos en su habitación.

    Los niños han aprendido que cuando una figura adulta (referente)está cerca de ellos, están protegidos, viéndose todas sus necesidades cubiertas. El momento de soledad se refleja en una sensación de desamparo, por ese motivo es muy importante hablar con ellos y hacerles ver que en el momento en el que están solos (pese a que los adultos están en la misma casa) es porque nosotros sabemos que no va a pasar nada.

    Tenemos que darles poco a poco autonomía en pequeñas tareas que habitualmente hacen acompañados, como elegir un cuento, coger la merienda, ir a otra habitación a coger algo que necesitan e incluso hacer desplazamientos cortos como ir a casa de un vecino a hacer un pequeño recado. Y si el temor se manifiesta en esas situaciones es fundamental hablar con el niño averiguar la fuente de ese miedo y empatizar con él para poder entender.

    No olvidemos dar la importancia justa a sus miedos y preocupaciones, sin centrar todas las conversaciones en ese tema y otorgándole un matiz de normalidad.


Accede para responder

Has perdido la conexión. Reconectando a Miedo a estar solo.